Apuesta por una esencia

Lo bueno de empezar un nuevo proyecto desde cero es que te permite hacerlo totalmente a tu manera, a tu estilo, sin seguir ningún tipo de regla, orientándolo en lo que crees.  Así nació la marca de zapatillas St.Polk,  con dos objetivos  principales desde el primer día.

Zapatillas St. Polk. Un concepto diferente. 

En primer lugar, teníamos claro que queríamos crear un concepto diferente. Un tipo de zapatilla capaz de mezclar estilos y no dejar clara la opinión de nadie. Para llegar lejos, es vital ser único, ser algo capaz de enamorar a algunos y de no ser ni entendido por otros. Nuestra premisa principal era ofrecer un estilo juvenil, elegante y urbano.

Para ello, el gran reto que hemos perseguido durante tanto tiempo es unir las líneas propias de un zapato con la comodidad y el estilo informal de una zapatilla. Tan bonito como inexplicable, ya tenemos el resultado, el siguiente reto es hacérselo llegar a ese tipo de gente que conecte con nuestro concepto.

Apuesta por lo local 

Por otro lado, teníamos muy claro nuestra segunda gran apuesta, St.Polk tenía que ayudar a crear un pequeño impacto social. Durante muchas décadas, la industria del calzado artesano nacional ha sido tremendamente reconocida a nivel mundial. Debido a muchos factores que desgraciadamente todos conocemos, nuestra industria se ha ido debilitando, y conceptos tan importantes como el arte de hacer a mano una zapatilla han quedado en segundos planos para la gente.

Es aquí donde nosotros nos recreamos, poniendo nuestra fabricación en manos de talleres artesanos con gran experiencia en el tratado y en la confección del calzado. No podemos estar más orgullosos de haber trabajado personalmente y haber conocido lo que hay detrás de la gente que ha desarrollado con sus manos, nuestros diseños. La locura que para muchos es seguir fabricando en Europa, es la misma que tienen nuestros artesanos cada vez que comienzan a crear una nueva zapatilla. Estamos muy concienciados con una fabricación ética y artesana.

No tenemos ni idea de hasta dónde puede llegar esto, quizá en dos meses hayamos conseguido colocar nuestra primera línea entre 350 personas que se hayan enamorado de esta apuesta. Quizá en un año, todavía no hayamos sido capaces de vaciar los pallets sobre donde guardamos nuestras zapas.

Día a día luchamos por llegar a más gente, por compartir nuestro reto con más personas, por conseguir que St. Polk sea más reconocido. Luchamos por seguir andando y tropezando, por atrevernos y equivocarnos, pero, sobre todo, seguimos luchando por aprender y seguir superándonos.

Gracias por ser parte de nuestro proyecto.


Posts relacionados

Un comentario en “Apuesta por una esencia

  1. Reply
    Antonio Perez
    04/09/2018 at 00:43

    Es cobarde quien no se atreve; no se equivoca el que nada hace Y POR SUPUESTO NO TROPIEZA EL QUE UTILIZA St. POLK. ¡¡¡ Que me lo pregunten a mi¡¡¡
    SUERTE ST. POLK

Deja un comentario