La historia detrás de la fabricación artesanal de zapatillas

historia st polk

¿Qué imagen se te viene a la mente cuando piensas en unas sneakers? Nosotros nos imaginamos una calle cosmopolita, repleta de gente de todas las nacionalidades, activa, en movimiento. Esa calle es Polk Street en San Francisco. El lugar en el que se inspiran nuestras colecciones de zapatillas urbanas. Pero también se nos vienen a la cabeza todas esas familias de España que trabajan con entusiasmo y profesionalidad para hacer realidad este proyecto. Porque este producto, orientado al mercado internacional, tiene un marcado acento español.

Sueños que se hacen realidad

St. Polk tiene su origen en una ilusión, la de Sergio Aceña Arnáez. Joven de 22 años, emprendedor y licenciado en ADE y Marketing por la Universidad Alfonso X. Su proyecto de negocio, el de unas zapatillas de deporte con estilo único, le abrió las puertas de la IX Edición del Programa Explorer, un importante punto de partida para el desarrollo de grandes ideas como ésta. Unas zapatillas con aires urbanos, juveniles y deportivos que toman como referente el trabajo de grandes diseñadores del sector. Sus líneas siguen el estilo fresco y genuino que se ve en los rincones más cosmopolitas del planeta, entre ellos la Polk Street de San Francisco, calle a la que le debe algo más que su nombre.

Ahora Aceña vende sus creaciones a través de Internet, empleando para ello todas las herramientas y facilidades del ecommerce. Y gracias a las nuevas tecnologías, sus productos llegan a esos hombres y mujeres de todo el mundo que buscan el confort, la elegancia y el diseño en una firma en plena etapa de desarrollo.

Una nueva marca de zapatillas 100 % made in Spain

Muy pocas cosas se trabajan hoy en día de manera tan artesanal como las zapatillas St. Polk, una línea de calzado innovadora que se erige sobre las técnicas de fabricación más tradicionales. Sin olvidarnos de nuestros orígenes, hemos creado una firma de sneakers con proyección internacional. Zapatillas cómodas y funcionales que no pierden de vista que la elegancia es también un elemento fundamental en tu vestuario.

Pero además de en la moda, en los proyectos y en los negocios, creemos en el talento de lo hecho aquí, muy cerca de ti. Cuando adquieres unas zapatillas Yakarta, Dakar o New York inviertes en un producto 100 % hecho en España y contribuyes a la promoción de la moda nacional. En St. Polk reclamamos el protagonismo de las buenas ideas, aquellas que por su calidad y profesionalidad no entienden de fronteras.

Desde España y hacia el resto del mundo. Nuestro concepto de footwear habla el idioma internacional de las cosas que se hacen con amor, una idea que compartimos con cientos de creadores del país. Todos hemos apostado por la fabricación local como herramienta para el desarrollo económico y social de nuestras comunidades. Cada vez que adquieres uno de estos productos, tú también participas en la evolución del #handcraftinspain.

Excelentes materiales para un público muy exigente

No vamos a dormirnos en los laureles. Nuestra idea es seguir caminando contigo durante mucho tiempo. Por eso hemos puesto todo nuestro empeño en ofrecerte unas primeras colecciones de sneakers en las que la calidad no sea sólo un estándar sino un rasgo de identidad.

Trabajamos con materiales de primera calidad. Piel de herraje cortada y tratada en la parte externa, forro de microfibra en el interior, plantillas termoconfortadas y suelas de TR recubiertas de EVA para garantizar la firmeza y la durabilidad de la zapatilla.

Todas estas partes se trabajan en talleres de confección nacionales cuya dilatada experiencia en el sector del calzado asegura el éxito de todas nuestras sneakers. Hormas a medida, manos expertas y puntadas certeras son el punto final de este ensamblaje perfecto.

Un proyecto con el que todos salimos ganando

Somos un nombre, un estilo, una marca. Pero la verdadera identidad de nuestras zapatillas está en el trabajo que realizan cientos de personas para que tú siempre te lleves a casa un producto de calidad y fabricado muy cerca de ti.

Hemos recurrido a un modelo de manufactura 100% nacional con el objetivo de dar a conocer algo más que una firma de sneakers. Piensa que cada vez que compras una de estas zapatillas, todos salimos ganando.

Tú el primero, porque te haces con un producto de moda actual, cómodo, de calidad y con un diseño exclusivo. Nosotros porque nos ayudas a que nuestro proyecto siga creciendo y se pasee por ciudades de todo el mundo. Y muchas familias y empresas españolas porque tu confianza en este modelo de negocio es lo que necesitan para mantener su presencia en el mercado y seguir evolucionando.

La industria del calzado en España tiene una larga tradición y proyectos como St. Polk suponen un importante respaldo a la renovación y el desarrollo de esta actividad. Es además un mercado muy diversificado. En la fabricación de uno de nuestros pares de zapatillas intervienen muchas manos expertas, muchas mentes creativas y muchas familias emprendedoras. Lo que llevas en los pies no es sólo una combinación de texturas, materiales y técnicas. Es el resultado del esfuerzo conjunto que nos permite a todos seguir avanzando.

Zapatillas St. Polk: pasión en cada puntada

Emprender es una aventura pero alcanzar la perfección es una máxima que no se desvanece tras los primero triunfos. El gran recibimiento que ha tenido esta marca de zapatillas no supone un límite para nuestras aspiraciones sino que nos aporta la determinación necesaria para ir cada día un paso más allá.

En St. Polk depositamos esa ilusión en cada una de las puntadas que definen el diseño de nuestras zapatillas. Es un trabajo que lleva su ritmo, porque los mejores productos son aquellos que se elaboran con calma, con dedicación y a su debido tiempo.

El pasado mes de septiembre salían a la venta nuestras primeras colecciones de zapatillas. Hemos esperado a tenerlo todo listo y bien atado antes de dar este gran paso. Y es que el objetivo de St. Polk no era sólo el de presentarte un nuevo concepto de zapatillas deportivas cómodas y elegantes: también era el de compartir nuestra ilusión por este proyecto.

Ahora que todo está bajo control, podemos confirmar que lo hemos logrado. El apoyo de cientos de seguidores en las redes sociales es la prueba de que a estas zapatillas les queda aún mucho camino por recorrer.


Posts relacionados

Deja un comentario